Compendium de Compositores para Guitarra : Entrevista con Javier Contreras (Chile)

javier_contreras.jpg

Estoy encantado de presentaros a Javier Contreras de Chile.

 

 

Q1. Por favor, cuéntanos acerca de ti

Mi nombre es Javier Contreras. Soy concertista en guitarra clásica y compositor. Nací en la Patagonia en la ciudad de Punta Arenas muy al sur del continente. Provengo de una familia de músicos. Como guitarrista mis maestros han sido mi padre Manuel Hernan Contreras, Ariela Caripan y José Antonio Escobar. Como compositor soy autodidacta.

 
Q2. Por favor, cuéntanos sobre tu método de composición y la visión artística. ¿Cuál es tu enfoque en el tratamiento de la tradición, a la vez que en la búsqueda de un nuevo estilo/sonido? (Expresión musical nacionalista y globalizada, etc.)

Q3. Por favor, cuéntenos sobre tus obras. ¿Qué te ha inspirado para componerlas? Me ha llamado la atención de que muchas de tus obras están basadas en la idea y técnica de "campanella", incluyendo para tocar las escalas. Cuéntanos sobre eso también, por favor.

Existe una primera fase que esta antes incluso de cualquier sonido potencial, imaginario o concreto. Esta fase consiste en un impulso o deseo de crear algo. Esta sensación interna me otorga la certeza de que cualquier pensamiento sonoro inicial se transformará en una obra musical. A menudo esta primera etapa la gente la llama momento de inspiración aunque no siempre ocurre en los parámetros convencionales en los que la gente se refiere a este concepto ligándolo a un objeto de inspiración o a una situación concreta (una musa inspiradora o a un momento especial en la vida del artista). En ocasiones simplemente brota de manera espontánea una situación creativa. En estados de mucha alegría o tristeza usualmente no logro trabajar, necesito un estado de tranquilidad para iniciar mi proceso de composición, lo cual no implica que no pueda componer una obra con un carácter melancólico o alegre, sino que al contrario puedo tener un adecuado control sobre la dirección emocional que tendrá música.
Mi segunda fase en el proceso creativo requiere mayor metodología o técnica. Cuando ya está dada la inspiración e incluso las notas iniciales, aplico las conocidas técnicas de desarrollo usadas por la gran mayoría de los compositores. Como por ejemplo un sistema de desarrollo lo más claro posible en cuanto a la proliferación del tema, plantear secciones contratantes sin que se pierda la unidad de la obra, me gusta emplear abundante coloración armónica. Normalmente me aferro a patrones rítmicos latinoamericanos pues tengo naturalmente mayor control sobre ellos.
Aquí paso a atender tu pregunta en cuanto a mi enfoque de la tradición. La recopilación de ritmos tradicionales chilenos olvidados efectuada por Violeta Parra en su tiempo no fue debidamente apoyada por los estamentos ni bien acogida por la academia que priorizo las músicas y las tendencias artísticas europeas. Posteriormente situaciones políticas como la extensa dictadura militar terminaron por extinguir casi completamente el estudio serio de la tradición musical chilena y lo que es peor su aplicación en la música docta. En este momento de la gama de posibilidades rítmicas existentes en Chile prácticamente solo la tonada chilena ha logrado sobrevivir para aportar a algunos compositores nacionales para guitarra sola una sonoridad nacionalista en sus composiciones. Esta escasez de recursos rítmicos se ha ido transformando para mí en una seria limitante creativa, es por eso que hace tiempo he abandonado mi idea inicial de ser un compositor de corte nacionalista, he suplido la carencia chilena con la abundancia latinoamericana, otros países de la zona  han sido más cuidadosos en su trato con sus rítmicas propia, logrando contar con una amplia variedad de ritmos con diversos caracteres, constituyendo un terreno fértil de elementos rítmicamente útiles para una composición dinámica. En conclusión he desistido de nacionalismos para transformarme en un artista latinoamericano, nutriéndome de las posibilidades musicales que me ofrece el continente entero. Las rítmicas que más me gusta emplear provienen de Argentina, Perú, Colombia, Brasil además de la ya mencionada tonada chilena.
Sobre la inspiración de mis obras he hablado anteriormente, podría agregar que bajo condiciones óptimas para la creación prácticamente cualquier cosa te puede inspirar. Al hablar de condiciones óptimas me refiero en mi caso simplemente a la tranquilidad de un momento que me permita una visión crítica sobre ese impulso creativo. Son tan variadas las situaciones creativas de mis obras anteriores que no podría precisarte que me ha movido a hacerlas pero si podría precisar enfáticamente, que no me ha movido a hacerlas. Ninguna música o acción de mi vida ha sido motivada por el capricho de ser original o interesante. En el ámbito de la composición me mueve mi intuición aunque sin perder de vista un análisis crítico sobre ella, es por esto que el hecho de componer una obra poco original o por el contrario muy novedosa me tiene absolutamente sin cuidado. Tengo una visión bastante egoísta y simple respecto de mi trabajo que consiste básicamente en complacerme musicalmente a mí mismo.
Sobre la campanella debo decir que es un recurso que me resulta muy atractivo, como intérprete lo busco constantemente. Algunas de mis obras antiguas están escritas con afinación alternativa, esto en muchas ocasiones me obliga a efectuar mucha campanella al hacer escalas. Creo que la resonancia que suministra esta técnica provee a la guitarra de una bella sonoridad.

 

 

Q4. Como compositor, ¿qué posibilidades ves en este instrumento? ¿Qué piensas sobre el papel del compositor-guitarrista?

La guitarra tiene buenas posibilidades melódicas y armónicas aunque no tan amplias como el piano, lo cual me ha hecho en no pocas ocasiones haber deseado ser pianista, lamentablemente el piano en Chile es un instrumento costoso y no tuve acceso a aprender este instrumento en mi infancia ni adolescencia. Las limitaciones que tiene con respecto al piano sin embargo las compensa a menudo con efectos expresivos como el vibrato, el glisando o el rasgueo.
La guitarra no es un instrumento sencillo para la composición, en ocasiones hay que experimentar con otras afinaciones debido a que las coloraciones armónicas dadas por la afinación tradicional a veces me resultan agotadoras. La poca duración del sonido en el instrumento y su poco volumen en relación con otros instrumentos a la hora de trabajar música de cámara son otras dificultades que hay que superar en el trabajo con la guitarra. Si bien la amplificación es un recurso disponible ahora más que nunca, es igualmente un área que merece un estudio detallado para integrarse en el quehacer cotidiano del músico.
 
Por todo lo anterior, las habilidades estratégicas y el ingenio del compositor a la hora de hacer música para este instrumento deben ser importantes. Estas dificultades lógicamente resultan más sencillas de superar por los compositores guitarristas dada su experiencia sobre la guitarra. Si bien grandes compositores no guitarristas han realizado importantísimos trabajos para el repertorio del instrumento, la guitarra no sería ni de cerca lo que es hoy sin el trabajo de los compositores guitarristas. Quisiera detenerme en este punto y de paso conectar con tu pregunta respecto del rol de los instrumentistas compositores y su importancia en el ámbito del instrumento. Tal vez hecho de menos la participación más amplia de compositores guitarristas en los festivales de guitarra del mundo, creo que es una gran deuda que el circuito guitarrístico tiene con sus compositores guitarristas. Muchos de nosotros además de componer tenemos un gran nivel como intérpretes y generalmente estamos excluidos de los festivales de guitarra por haber consagrado nuestro tiempo a la maduración de nuestra técnica de composición en lugar de hacer curriculum como intérpretes. (concursos y posgrados en interpretación en guitarra...). Es normal hoy en día ver festivales que reciben nombre de legendarios guitarristas compositores y hay una participación muy escasa o nula de compositores guitarristas vivos en su programación.
No obstante resulta importante señalar que existen muchos charlatanes intérpretes de la guitarra con muy bajo nivel que intentan salvar sus carreras haciendo composiciones para guitarra titulándose a sí mismos como compositores.

 
Q5. Por favor, cuéntanos sobre tus próximos proyectos.

Me encuentro escribiendo nuevas obras para guitarra encargadas por reconocidos intérpretes internacionales que serán estrenadas y grabadas por ellos mismos.
Tengo igualmente pendientes de estreno alrededor de 30 obras nuevas terminadas durante los dos últimos años y que están siendo publicadas poco a poco en mi página web.
Como solista estoy preparando un par de conciertos para lo que será mi participación en el Festival Guitarras del Mundo en su temporada 2015 y al que fui invitado por el reconocido Maestro compositor argentino Juan Falu.
Estoy trabajando con mi ensamble de piano, guitarra y cello, constituido por mi esposa Lucia Torres en cello, mi hermana Karina Contreras en composición y piano y yo en composición y guitarra.

 

 

 

 

Comentarios

Javier Contreras es un gran compositor! Su voz se abrira paso por su propia fuerza.

Añadir nuevo comentario