Frederic (Federico) Mompou I: Recomençament, Primitivismo, Campanas

Frederic (Federico) Mompou I: Recomençament, Primitivismo, Campanas

Todo el drama de mi vida se desarrolla en lo más profundo de mí y es ahí creada

 

Frederic Mompou i Dencausse (Barcelona, 16 de abril de 1893—30 de Junio de 1987), también conocido como Federico Mompou, fue un compositor y pianista español/catalán. Tal vez Mompou sea conocido especialmente por sus obras pianísticas pero también compuso para voz y piano, ballet, coro y orquesta, y para nuestro instrumento: ¡la guitarra!

 

La música de Mompou está considerada como sincera, espontánea y profunda. Simple pero sofisticada, minimalista pero romántica, empírica pero intelectual, arcaica pero moderna, y tradicional pero universal. Todas estas cualidades paradójicas fueron digeridas, recreadas y empaquetadas por Mompou en su soledad existencial, resultando ser una música más auténtica, mágica y atemporal.

 

Recomençament y Primitivismo:

Hago esta música porque el arte ha llegado al límite...el arte es retorno a lo primitivo. 

 

Mompou joven piano 1920 aproxLa influencia de Mompou venía de los compositores franceses como Erik Satie, Claude Debussy y Gabriel Fauré. Sin embargo, en vez de seguir la tradición impresionista, o reunir con las tendencias nuevas de la época como las de Stravinsky or Schönberg, Mompou decidió recomenzar desde el origen de la historia de la música. 

Mompou lo llamaba este estilo musical como "primitivismo". Buscaba la fuente de inspiración en el pasado, como cantos gregorianos o canciones populares catalanas. Mompou abandonaba frecuentemente el uso de los elementos como desarrollo musical, armaduras, compases y lineas divisorias (en este caso, Mompou fue sucesor de Erik Satie) para obtener la máxima simplicidad.

Está claro que su objetivo principal era la búsqueda de la expresividad, sentimientos y sonoridad más puras de su voz interior: autenticidad.

 

Mompou decía:

La mejor palabra es la palabra no dicha, como todos sabéis, soy un hombre de pocas palabras y un músico de pocas notas.

 

La música está escrita para lo inexpresable, quisiera que ella pareciera salir de la sombra para volver de nuevo en ella. Me encuentro en la obligación de encontrar nuevas formas, creo que nunca podré encerrar mi música en un mundo demasiado correcto.

 

Sonidos de campanas:

Mompou a la fabric de campanes barcelona 1915.jpgSonoridad resonante como la de la campana es una de las características más prominente de la música de Mompou. 

La familia Dencausse, la familia materna de Mompou, de origen francés, era fabricante de campanas muy conocida durante muchas generaciones. El sonido de la campana que Mompou solía oír/observar en su infancia, dejo un impacto enorme en la estética del compositor. He de destacar la sensibilidad extraordinaria e interés de Mompou en la calidad de las notas individuales (comparando con el estilo de composición estructral que daría más atención a la masa), como si hubiera estado ajustando cada campana.

 

 

 

Música Callada: 

 

Esta música no tiene aire ni luz. Es un débil latir del corazón. No se le pide llegar más allá de unos milímetros en el espacio, pero sí la misión de penetrar en las grandes profundidades de nuestra alma y regiones mas secretas de nuestro espíritu. Esta música es callada porque su audición es interna. Contención y reserva. Su emoción es secreta y solamente toma forma sonora en sus resonancias bajo la gran bóveda fría de nuestra soledad. Deseo que en mi música callada, este niño recién nacido, nos aproxime a un nuevo calor de vida y a la expresión del corazón humano, siempre la misma y siempre renovando.

 

 

Mompou y el "espiritu del tiempo":

Cierto que el existencialismo estaba en el aire en el momento en que entré en la universidad –precisamente el año en que se entregaba el premio Nobel a Albert Camus–, pero no se limitaba a los libros. Yo era terreno abonado para que esas ideas arraigaran(...)

Clara Janés,Antología personal (1959–1979)

Clara Janés (Barcelona, 6 Noviembre 1940—) es una poeta, escritora y traductora española/catalana.  Es autora de la biografías de Mompou más completas 'La vida callada de Federico Mompou'. El padre de Clara, Josep Janés i Olivé fue un poeta catalán y uno de los editores más importante de España en el siglo XX. La familia Janés (Josep y su esposa Esther Nadal Sauquet) y Frederic Mompou y su esposa Carme Bravo (fue una pianista) eran muy amigos e intercambiaban las ideas artísticas de amplia variedad de música a literatura o arte en las veladas que tuvieron lugar en la casa de los Janés.

 


 

Antes de terminar este artículo de "Frederic Mompou - Primera Parte", me gustaría compartir una poesía del poeta alemán Rainer Maria Rilke que va en armonía con la música de Mompou.    

El siguiente artículo "Frederic (Federico) Mompou - Segunda Parte" es sobre las obras para guitarra de Mompou. 

 

 

A MÚSICA (AN DIE MUSIK)

 

Música: Respiración de estatuas. Quizás:
El silencio de los cuadros. Tú lenguaje donde los lenguajes
rematan. Tú tiempo
en posición vertical a la dirección de los corazones mortales.

 

¿Sentimientos para quién? O tú nuestra transformación
de sentimientos en qué?—: en el paisaje audible. 
Tú extranjero: Música. Tú corazón-espacio
crecido fuera de nosotros. El espacio más profundo en nosotros,
que, transcendiéndonos, obliga su salida,—
partida sagrada:
cuando el punto más profundo en nosotros se encuentra
exterior, como la Distancia más alcanzada, como el otro
lado del aire:
puro,
sin limite,
ya no habitable.

Galería: 

Mompou_por_las_montañas_de_La_Garriga_hacia_1912.jpg frederic_mompou_1955.jpg mompoupianochassaigne-foto-colita-1978.jpg
Ref.: 

La vida callada de Federico Mompou (Spanish) by Clara Janés

Le Jardin Retrouve. The Music of Frederic Mompou by Wilfrid Mellers

Siguiente: Frederic (Federico) Mompou II: Obras para guitarra: Suite Compostelana etc.

Comentarios

un artículo muy original y profundo. y enhorabuena, tu interpretación de la música callada es realmente exquisita. saludos desde madrid.

Muchas gracias por visitar este blog y por tu amable comentario, Fernando!

Añadir nuevo comentario