Guitarrero: Eduardo Durán Ferrer (España)

Compendium de guitarreros: Entrevista con Eduardo Durán Ferrer (España)

Estoy encantado de tener a Eduardo Durán Ferrer de Granada, España.

 

Q1. Cuéntenos sobre su luthier (y la historia).

 

Empecé sobre el año 1982 en el taller de mi padre Antonio Durán, compaginaba el instituto con el aprendizaje de las guitarras.
En aquellos tiempos en el taller de mi padre trabajaban 3 personas más. Una de ellas Rafael Moreno, fue mi tutor. Con el que aprendí el manejo de la herramientas y los pasos a seguir en este oficio. Habitualmente mi abuelo Eduardo Ferrer y mi padre me iban guiando y enseñando los secretos y las técnicas de la construcción. Cuando ya supe casi todo el oficio, (desde cortar el árbol, trocearlo, el secado de la madera, la elección de la mejor madera, y la construcción), fue entonces cuando aprendí la última parte del oficio. El barnizado: este lo aprendí en el taller de Antonio Marín Montero. Y fue entonces cuando empecé a construir guitarras con mi propio nombre.
Anteriormente había construido alguna pero con el nombre de Antonio Durán en el taller de mi padre y supervisadas por él.
Desde hace bastantes años construyo mis propias guitarras, y estoy enseñando a mi hijo, la 5ª generación de guitarreros. Pues la primera empezó en 1875 con Benito Ferrer.

 

Q2. ¿Cuál es la idea de una guitarra que suene bien para usted? Y ¿qué hace para lograrlo?

Mi idea de una guitarra que suene bien, es una guitarra que sea equilibrada, y se consigue mediante buenas maderas, con los grosores que necesita cada madera. Pues cada madera te pide un grosor diferente en cada guitarra. Dependiendo de su dureza y algunas otras cosas...

 

Q3. ¿Cuál es la idea de una guitarra que sea fácil de tocar? Y ¿qué hace para lograrlo?

Que una guitarra sea fácil de tocar, para mi está en el montaje de la guitarra. Es cuando le das la dureza que deseas que tenga. Ya sea para una guitarra clásica como para una flamenca. Y cuando se sabe para quién es la guitarra, también se puede jugar con la fuerza del guitarrista para acomodársela a su pulsación.

 

Q4. ¿Qué opina sobre los métodos de acabado tradicional como barnizado a muñequilla y los métodos nuevos como algunas lacas, barnices sintéticos)?

La verdad es que no tengo mucha experiencia con los barnices modernos. Yo solo utilizo goma laca. Porque aunque es mas frágil que los barnices sintéticos, pienso que es más natural y que protege bien la madera sin afectar al sonido.

 

Q5. ¿Qué opina de las guitarras de tiro corto como las que están a 640, 628 y 615mm, en cuanto la facilidad de tocar, la calidad sonora, el volumen, y el diseño? ¿Hay alguna demanda para la gente de las manos pequeñas (quizás para exportar) o para las guitarristas femeninas que están aumentando? 

Esas guitarras solo las hago por encargo, normalmente para Japón, a veces también alguna persona con las manos mas pequeñas. Respecto al sonido, volumen y todo lo demás, no he encontrado diferencia con las de tiro más largo. Yo no tengo tan buen oído como los guitarristas, pero son ellos los que me han confirmado que el sonido y la respuesta de la guitarra es similar.

 

Q6. Muchos lectores dicen que, suelen terminar muy confusos después de probar muchas guitarras en una tienda o luthier. ¿Podría darnos algunos consejos, desde el punto de vista de los guitarreros, cómo se averigua la calidad de la guitarra (construcción, sonido y la facilidad)? 

Respecto a eso es un tema bastante difícil de responder. Por mi experiencia, el guitarrista que primero toca el instrumento y disfruta un rato de su sonido, pulsación, facilidad, respuesta. Y después es cuando se fija en el mueble en si. Para mí es el mejor guitarrista (y con los compañeros que he hablado, opinan lo mismo). Yo les diría que la guitarra con la que se sientan más cómodos tocando y que el sonido responda a sus expectativas, se queden con ella. Pues muchas veces se fijan más en el nombre del constructor que en la calidad del instrumento. Y al fin y al cabo van a tocar con el instrumento no con el nombre de luthier.

 

Q7. ¿Ofrece algún servicio 'posventa' a los clientes, sobre todo a los que están nerviosos para hacer una considerable inversión?

Normalmente, doy garantía de por vida. Pero esta garantía es por defectos de fabricación, no por mal trato del instrumento.
Este tipo de instrumentos tienen que tener unos cuidados mínimos. No tocar cerca de la calefacción, no dejarla en el maletero cuando hace mucha calor, cuidado con la humedad y con los golpes etc...

 

Q8. ¿Cómo afecta la carencia de algunas maderas, como por ejemplo jacarandá, a su métodos, y la calidad del producto final?

Afecta al precio final de la guitarra. Pues la madera de jacarandá es mucho más cara que, por ejemplo, el palosanto de India.
Aquí le llamamos palosanto de río, éste es un nombre comercial, pues abarca varios tipos de madera, muy similar entre ellas.

 

Q9. ¿Cómo ve el futuro de esta bella tradición en el siglo XXI?

No lo sé, yo creo que siempre que haya un guitarrista que necesite una guitarra de alta calidad, tendrá que haber un luthier que la haga. Pues la personalización que se hace en cada guitarra es muy difícil de hacer a nivel industrial.