Guitarrero: Fernando Rubín Saglia (España)

Guitarreros: Fernando Rubín Saglia (España)

Estoy encantado de tener a Fernando Rubín Saglia de Baleares, España.

Q1. Cuéntenos sobre su luthier (y la historia).

Cursé hasta el año 93 el conservatorio de musica clásica en Buenos Aires. Hasta la actualidad alterno mi actividad como músico con la de luthier.
Comencé allá por el año 96/97, a construir mi primera guitarra ante la necesidad de tener un buen instrumento y no poder costearlo.
Los primeros pasos los di en Argentina con un guitarrero, y luego estudié (aun sigo investigando) acústica aplicada a la guitarra junto al maestro A. Carruth.
Vivo en Mallorca, España desde el 2001. Al tener mi taller en este lugar de tan fácil acceso, mis guitarras están repartidas por todo el mundo.

 

Q2. ¿Cuál es la idea de una guitarra que suene bien para usted? Y ¿qué hace para lograrlo?

Yo diría que hay tres parámetros principales: 1º calidad del sonido, 2º potencia y 3º sustain.
Doy por sentado que la afinación es correcta.
El primero tiene que ver con el diseño, la calidad de los materiales y la calidad del artesano.
Los diseños tradicionales tipo Torres/Hauser/S. Hernandez etc. tienen un determinado comportamiento o respuesta que les es característico y que ha sido y es el mas popular, a pesar de que somos muchos los que investigamos y probamos nuevos materiales, diseños y técnicas de construcción.
Yo he construido unos cuantos diseños y técnicas (Nomex doble tapa, Bouchet, Friedrich etc) diferentes pero cada vez me acerco mas a Torres/Hauser.
La calidad de los materiales es también fundamental: al comprar hay buscar los mejores cortes y la calidad tímbrica de cada madera en particular.
Artesano: El ajuste perfecto de cada componente de la guitarra con métodos de corte (no de lijado) hará que la guitarra sea más eficiente en la producción de sonido. 

La potencia, creo que es lo que muchos guitarristas buscan ya que es lo que les permite un buen desempeño en el directo. Está relacionada con saber sacar el máximo provecho a un diseño. Aquí las técnicas de acústica son fundamentales, mucha gente piensa que un diseño Torres no "proyecta" y esto suele pasar por no profundizar en acústica. Si sabes como hacerlo puedes tener un diseño Hauser que sea perfectamente apto para directos.

 

Q3. ¿Cuál es la idea de una guitarra que sea fácil de tocar? Y ¿qué hace para lograrlo?

La acción de las cuerdas debe ser la adecuada y personalizada al intérprete, desde luego.
Creo que la facilidad es una percepción de "rapidez/producción de sonido"
El tamaño de la caja de la guitarra tiene bastante influencia en la rapidez de respuesta del sonido.
Las guitarras mas grandes suelen tardar mas en responder, debe ser una cuestión de milisegundos...
En contrapartida las guitarras mas pequeñas (Hauser/Torres) parecen responder mucho mas rapido al ataque y dan sensación de facilidad.
El grosor del mástil lo considero secundario (dentro de lo mas o menos estándar): en general es cuestión de acostumbrarse al nuevo mástil.

 

Q4. ¿Qué opina sobre los métodos de acabado tradicional como barnizado a muñequilla y los métodos nuevos como algunas lacas, barnices sintéticos)?

Para tapa: Solo muñequilla!
Fondo y aros lo considero secundario aunque me gusta la muñequilla.
Nitro o poliuretano no están mal si lo usas con discreción.

 

Q5. ¿Qué opina de las guitarras de tiro corto como las que están a 640, 628 y 615mm, en cuanto la facilidad de tocar, la calidad sonora, el volumen, y el diseño? ¿Hay alguna demanda para la gente de las manos pequeñas (quizás para exportar) o para las guitarristas femeninas que están aumentando? 

Hasta 635 no encuentro diferencia sonora, más allá nunca he ido en guitarras clásicas, sí en Lacote etc.
No varía mucho el diseño.
La demanda no ha cambiado y fue siempre muy poca.

 

Q6. Muchos lectores dicen que, suelen terminar muy confusos después de probar muchas guitarras en una tienda o luthier. ¿Podría darnos algunos consejos, desde el punto de vista de los guitarreros, cómo se averigua la calidad de la guitarra (construcción, sonido y la facilidad)? 

Mi consejo:
Ir con tiempo al taller del guitarrero. Mínimo una hora. 
Traer tu guitarra y a un amigo guitarrista y probar uno y otro, escuchar en una guitarra y la otra e intentar centrarse en el sonido, ya que la acción se puede siempre ajustar.

 

Q7. ¿Ofrece algún servicio 'posventa' a los clientes, sobre todo a los que están nerviosos para hacer una considerable inversión?

Mis guitarras están garantizadas de por vida, contra defectos de materiales y de mano de obra.
Esto quiere decir que mientras trabaje como luthier repararé o cambiaré una guitarra que tuviera algún defecto.
Los desgastes naturales de trastes, clavijeros, huesos, o barniz no están cubiertos por esta garantía, ni los defectos producidos por cambios bruscos de temperatura y/o humedad.
Durante los dos primeros años pueden venir mis clientes a ajustar la acción de las cuerdas si lo consideran necesario.

 

Q8. ¿Cómo afecta la carencia de algunas maderas, como por ejemplo jacarandá, a su métodos, y la calidad del producto final?

Siempre hay buenos sustitutos, madagascar, india, cocobolo...

 

Q9. ¿Cómo ve el futuro de esta bella tradición en el siglo XXI?

De momento no veo que peligre ya que no hay posibilidad de conseguir instrumentos de cierto nivel en fábricas.
Pienso que es también decisión de cada guitarrista, el escoger un instrumento con el que vas a pasar gran parte de tu vida, horas y horas y conciertos, grabaciones etc etc.
Lo harás con una guitarra hecha por un luthier: cuyo camino de vida es la máxima dedicación, estudio y amor a ese instrumento, o una de fábrica donde la rentabilidad y los tiempos son la prioridad principal...