Guitarrero: Jaime Alés Villalonga (España)

Guitarrero: Jaime Alés Villalonga (España)

Estoy encantado de tener a Jaime Alés Villalonga de Huelva, España.

 

Q1. Cuéntenos sobre su luthier (y la historia).

Siempre me ha interesado la música y en especial la guitarra. Soy maestro de música y mi pasión por la guitarra junto a mi afición por la madera me llevaron casi sin darme cuenta hacia la luthería. Tras un breve periodo autodidacta y el deseo de mejorar en este oficio, decidí meterme de lleno en el aprendizaje del mismo de la mano de grandes maestros de la guitarrería española como José Luís Romanillos, Jaume Bosser, Joan Pellisa, Rafael López Porras o Carlos González, entre otros, con quienes he realizado diversos cursos de formación. Construyo mis guitarras siguiendo el método tradicional español y uso procedimientos totalmente artesanales (desde la elaboración de la roseta, hasta el lacado a muñequilla), lo cual me permite personalizar todos los elementos que intervienen en la construcción del futuro instrumento, adaptándolos a las necesidades de cada guitarrista.

 

Q2. ¿Cuál es la idea de una guitarra que suene bien para usted? Y ¿qué hace para lograrlo?

La idea de un buen sonido puede llegar a ser algo relativo e incluso subjetivo, sin embargo, en mi opinión, la guitarra de concierto debería tener varias características claras: Equilibrio (igual presencia o fuerza de graves, medios y agudos), Buena proyección (capacidad para que tanto los fortes como los pianos lleguen al público más alejado), Buen sustain, Claridad tímbrica (graves redondos y agudos cristalinos) etc...

Existen muchos factores constructivos que intervienen en estos resultados acústicos pero para mí hay tres que son prioritarios: que la guitarra sea ligera (que pese poco), que la tapa sea flexible (sensible a los estímulos de las cuerdas) y que las masas de la tapa se concentren hacia el puente (mayor masa en el centro y menos en la periferia).

Obviamente esto es un simple acercamiento pues hay otros elementos importantísimos como el puente, el ángulo de las cuerdas entre la selleta y el cordal, el volumen de aire contenido en la caja, la acción, el tiro, la tensión de las cuerdas, etc...

 

Q3. ¿Cuál es la idea de una guitarra que sea fácil de tocar? Y ¿qué hace para lograrlo?

Creo que la clave está en perder el miedo a acercarse a los límites, tanto en el ancho de la cejuela (51/52mm), acción en torno a 3mm en el traste 12, etc, y por supuesto en los espesores de la tapa y un varetaje ligero. La tapa debe ser flexible no sólo para lograr una buena respuesta sonora sino para lograr un tacto cómodo en la mano izquierda, pues hará más "blanda" la sensación que transmiten las cuerdas.

 

Q4. ¿Qué opina sobre los métodos de acabado tradicional como barnizado a muñequilla y los métodos nuevos como algunas lacas, barnices sintéticos)?

Creo que ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Personalmente utilizo la goma-laca pues da un acabado excelente, es fácil de reparar y tiene la flexibilidad ideal que requiere un instrumento de concierto. Lógicamente requiere más atención que el poliuretano, por ejemplo, pues resulta muy delicada.

El poliuretano, aplicado en capas finas puede ser una buena opción para guitarras flamencas, ya que se ven más expuestas al toque de percusiones con dedos y uñas. Sin embargo parece menos flexible que la goma-laca y además ofrece peores resultados a la hora de repararlo.

 

Q5. ¿Qué opina de las guitarras de tiro corto como las que están a 640, 628 y 615mm, en cuanto la facilidad de tocar, la calidad sonora, el volumen, y el diseño? ¿Hay alguna demanda para la gente de las manos pequeñas (quizás para exportar) o para las guitarristas femeninas que están aumentando? 

Creo que estamos muy encasillados en unos estándares (tiro 650/660) que, si bien se basan en modelos de demostrada eficacia, no siempre se adaptan a las necesidades personales de todos los guitarristas.

En mi opinión los tiros inferiores a 650 tienen varias ventajas, especialmente mayor comodidad en las posiciones al aire, menor oscilación de las cuerdas (lo que permite bajar aún más la acción) y menor tensión sobre la tapa (que se traduce en mayor comodidad en el toque y a la vez permite adelgazar aún más la tapa consiguiendo un instrumento aun más expresivo.

La demanda no es muy significativa (al menos en mi caso), pero creo que es porque pocos se atreven a salirse de los modelos prefijados y no todo el mundo se atreve a encargar una guitarra con características especiales sin haberla probado antes. Creo que se trata de miedos infundados.

 

Q6. Muchos lectores dicen que, suelen terminar muy confusos después de probar muchas guitarras en una tienda o luthier. ¿Podría darnos algunos consejos, desde el punto de vista de los guitarreros, cómo se averigua la calidad de la guitarra (construcción, sonido y la facilidad)? 

Yo iría por partes:

- LA CONSTRUCCIÓN:
Un buen instrumento debe estar construido con maderas adecuadas, por lo tanto el corte debe ser perfectamente radial en todas las piezas. Lo identificamos porque las vetas deben ser rectas, paralelas al eje longitudinal del instrumento y  en ocasiones presentan unas "olas" (radios medulares) transversales a la veta. (Hay instrumentos muy bonitos con fondos espectaculares cortados tangencialmente por su belleza pero que son poco adecuados desde el punto de vista estructural).

Así mismo, un instrumento de calidad selecciona materiales de alta calidad: ébano para el diapasón o hueso natural para cejuela y selleta, así como para las aristas del cordal por ejemplo.

El instrumento estará bien trabajado, con una terminación esmerada. Si la roseta es artesanal probablemente irá a juego con otros elementos decorativos como el fileteado, las juntas o las chapas de la pala.

Casi siempre olvidamos que la información de la etiqueta aporta muchos datos de interés. Un instrumento realmente artesanal y de calidad suele ir firmado a mano por el guitarrero y numerado para su identificación.

- SOBRE EL SONIDO:
Parto de la idea de que el timbre puede ser algo subjetivo. Dicho esto, opino que un buen instrumento debe proyectar bien, con un registro equilibrado y un buen sustain. Generalmente esto se encuentra en instrumentos de poco peso y tapas flexibles, con un pronunciado ángulo de quiebre en el puente,... por mencionar algunos aspectos perceptibles "exteriormente".

 

Q7. ¿Ofrece algún servicio 'posventa' a los clientes, sobre todo a los que están nerviosos para hacer una considerable inversión?

Mis guitarras están totalmente garantizadas indefinidamente contra posibles defectos de construcción.

 

Q8. ¿Cómo afecta la carencia de algunas maderas, como por ejemplo jacarandá, a su métodos, y la calidad del producto final?

No creo que la calidad dependa en absoluto de la especie. La calidad radica, a mi entender, en el modelo constructivo. Existen magníficos instrumentos construidos con las maderas más diversas. Otra cosa es que tengamos preferencia por los timbres que se obtienen con determinadas especies, pero insisto, considero que esta es una cuestión un tanto subjetiva.

 

Q9. ¿Cómo ve el futuro de esta bella tradición en el siglo XXI?

Buena pregunta. Espero y deseo que el buen músico siga apreciando el valor que tiene el trabajo artesanal, con el que se consigue llegar más lejos, en términos de arte, que con cualquier manufactura industrial.
Sin embargo es una pena que en el país de la guitarra española sigamos sin tener escuelas oficiales de guitarreros que de alguna manera, garanticen el futuro de un oficio que incluso hoy, en el siglo XXI, sigue siendo de tradición oral.​

Comentarios

Quiero que este comentario sirva de gratitud y reconocimiento al Sr. Jaime Alés Villalonga, por la excelente guitarra que me ha fabricado. Debo destacar su esmerado y concienzudo trabajo hasta el más mínimo detalle. La excelente calidad de las maderas y su tratamiento con "goma-laca" han dado un excelente instrumento, no sólo de una gran belleza física, sino de una calidad sonora excepcional. También he de agradecerle el que me haya dejado participar en algunas fases de su construcción, dejándome aportar el diseño de la roseta y la pala, así como las medidas de la caja, todo a mi gusto. ¡¡Gracias Jaime, por tu excelente trabajo y por tu amistad...!! Abrazos. (A. Arias Prior)