Compendium de guitarreros: Entrevista con Teodoro Pérez (España)

Teodoro_Pérez.jpg

Estoy encantado de tener a Beatriz Pérez del Luthier Teodoro Pérez, Madrid, España.

 

 

Q1. Cuéntenos sobre su luthier (y la historia).

Somos una empresa familiar dedicada a la construcción artesanal de guitarras clásicas y flamencas desde 1966.
 
Biografía Teodoro:
Empecé a trabajar en el año 1966  en la escuela-taller de José Ramírez  en la calle Concepción Jerónima nº 2, construyendo instrumentos musicales de cuerda: laudes, bandurrias, etc.…
 
Viendo la disposición que tenía para trabajar, José Ramírez III me mandó al taller de la calle General Margallo  para trabajar como aprendiz de guitarrero de la mano de grandes maestros que por aquella época trabajaban para él en su taller.
 
En el año 1969, tras pasar unas pruebas,  me ascienden a Oficial de primera. A partir de entonces comencé a construir diferentes modelos de guitarras con las siglas G.P.M. o nº 13.
En esta época tuve agradables experiencias conociendo en persona a los maestros Andrés Segovia,  Narciso Yepes así como otros guitarristas de renombre en concierto y flamenco.
 
Después de 26 años trabajando con José Ramírez III, en el año 1991 decidí establecerme por mi cuenta, en este periodo mis instrumentos se dieron a conocer en todo el mundo.
Actualmente trabajo con mis hijos, con la firma “TEODORO PEREZ”. Sergio trabajando como constructor de guitarras desde 1998  y Beatriz (desde 2005) tanto en la parte administrativa como en la de construcción. Desde hace 4 años contamos con la incorporación de mi yerno Marco Antonio Tejeda.
 
A lo largo de los 47 años de trabajo he formado parte de la enseñanza de una serie de aprendices que han pasado por mi carrera como luthier y lo continuo haciendo con mis hijos.

 

 

Q2. ¿Cuál es la idea de una guitarra que suene bien para usted? Y ¿qué hace para lograrlo?

Para que un instrumento tenga un sonido de calidad hay varios factores, los detalles a tener en cuenta (aunque no son los únicos):
 

  • Elección y secado (o curación)natural de las maderas, si la madera no tiene una buena curación la guitarra con el tiempo podría tener problemas de mermas o dilataciones. Nuestras maderas tienen un tiempo de secado como por ejemplo: de 10 años una tapa de cedro rojo de  Canadá a  20 años como en el caso del diapasón.
     
  • En la construcción, la tapa armónica es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, aquí cada luthier plasma su esencia con diferentes gruesos, sistema de varetajes y barras armónicas. El otro es el diapasón con sus correspondientes alturas de cuerdas para una mayor comodidad a la hora de tocar.
     
  • El barniz, utilizamos Goma laca ”a muñequilla”, técnica artesanal que envuelve a la guitarra sin restarle sonoridad.

 

 

Q3. ¿Cuál es la idea de una guitarra que sea fácil de tocar? Y ¿qué hace para lograrlo?

Nuestras guitarras se caracterizan por su comodidad a la hora de tocarlas y para ello ponemos especial empeño en el grueso del mango o mástil.
También la altura en las cuerdas, aquí depende de la demanda del cliente y su pulsación la hora de tocar el instrumento ya que no todo el mundo no tiene la misma.

 

 

Q4. ¿Qué opina sobre los métodos de acabado tradicional como barnizado a muñequilla y los métodos nuevos como algunas lacas, barnices sintéticos)?

El acabado de nuestras guitarras clásicas es de goma laca “a muñequilla”, es un barniz natural más delicado y ligero que el barniz sintético. Que a su vez es mejor para la proyección del sonido. No he utilizado nunca otras lacas.
En flamenco solemos utilizar nitro celulósico o barniz sintético, es más cuestión de tradición en el mundo flamenco el acabado con este tipo de barniz aunque también he barnizado flamencas a goma laca, siempre  a demanda del cliente, de sus gustos y aconsejando para el uso que se le vaya a dar al instrumento.

 

 

Q5. ¿Qué opina de las guitarras de tiro corto como las que están a 640, 628 y 615mm, en cuanto la facilidad de tocar, la calidad sonora, el volumen, y el diseño? ¿Hay alguna demanda para la gente de las manos pequeñas (quizás para exportar) o para las guitarristas femeninas que están aumentando? 

Actualmente se ha impuesto el tiro de 650mm. Aunque sigo construyendo guitarras con tiros desde 528mm(como es el caso de las guitarras altas) hasta 664mm. es una pequeña proporción de mi producción, aunque tengo cada vez más demanda en el mercado japonés ya que ellos buscan una guitarra más cómoda.
 
Por ejemplo en una guitarra romántica de 628mm. No es lo mismo la construcción de la caja armónica. Como ya hemos indicado anteriormente siempre buscamos la comodidad para cada modelo de guitarra.
 
Nuestra empresa tiene un estándar en los modelos de las guitarras pero por supuesto puede hacerse una guitarra a medida del cliente, tiro, maderas, barniz, altura de cuerdas, etc..

 

 

Q6. Muchos lectores dicen que, suelen terminar muy confusos después de probar muchas guitarras en una tienda o luthier. ¿Podría darnos algunos consejos, desde el punto de vista de los guitarreros, cómo se averigua la calidad de la guitarra (construcción, sonido y la facilidad)? 

Primero a tener en cuenta para la elección de una guitarra es qué se va buscando; una guitarra de estudio o algo más, evidentemente una guitarra de estudio es una buena elección si se está estudiando una carrera porque hoy en día hay guitarras muy buenas en relación calidad – precio para esos primeros años, incluso si no se dispone de una cierta cantidad de dinero.
Estas guitarras normalmente están más mecanizadas o construidas en fábrica.
 
Si lo que se quiere es ya una guitarra para muchos años, optar por una guitarra de artesanía es una buena elección ya que se pone especial cuidado a los materiales, secado y construcción como ya he citado anteriormente. Obviamente no es el mismo precio de algo hecho a mano íntegramente de otra que no.
Para diferenciar una guitarra de artesanía de otra que no lo sea, lo da el tiempo y haber visto muchas guitarras; en construcción, es importante que las maderas se puedan ver o elegir (o fiarte del luthier), los detalles de puente, cejillas, pulido de diapasón, etc..
En nuestro caso damos al comprador un certificado de artesanía que está totalmente construida a mano con sus cuidados.
 
Por último no tener miedo ni prisa a probar ya que es una elección importante y las guitarras aunque se construyan de la misma manera y por el mismo luthier nunca suenan igual, cada guitarra puede tener diferentes matices.

 

 

Q7. ¿Ofrece algún servicio 'posventa' a los clientes, sobre todo a los que están nerviosos para hacer una considerable inversión?

Nuestras guitarras tienen una garantía total de reparación en daños por posibles defectos de construcción.
Aportamos el certificado de artesanía y cuidados, también, para que el cliente tenga en cuenta que la guitarra está construida con un material “vivo” es decir que puede sufrir cambios si el ambiente en el que se encuentre supera o no llega la humedad adecuada durante mucho tiempo. Certificamos su construcción pero no el trato que se le de al instrumento.
 
Por ejemplo si ha estado expuesto a una humedad de un 30% o un 90%  en una exposición prolongada, si puede haber un deterioro del instrumento.
Construimos nuestras guitarras entre un 50% y un 60% de humedad.
Es fácil saber si un instrumento ha sido cuidado o no.

 

 

Q8. ¿Cómo afecta la carencia de algunas maderas, como por ejemplo jacarandá, a su métodos, y la calidad del producto final?

El cómo nos afecta, evidentemente no hay otra opción que asumir que ha habido explotación sin control de algunas especies y que tiene que haber un control para ello, es mejor para todos, por lo que comentaba antes, que son materiales “vivos” y el medioambiente merece un respeto en ese sentido.
 
Hay otras opciones en materiales igualmente espectaculares en sonoridad y belleza. Lo que hay que tener en cuenta a la hora de su construcción son sus densidades y conductibilidad para el sonido.
Actualmente se construyen guitarras maravillosas en sonido con palosanto de Madagascar(Dalbergia Baronii), Cocobolo (Dalbergia Retusa), India (Dalbergia latifolia), etc… aunque ya con un control de procedencia muy exhaustivo.
 
Si cada vez hay más controles y documentación que facilitar a la hora de exportar y comprar un instrumento, al final tiene que repercutir en el precio al cliente.

 

 

Q9. ¿Cómo ve el futuro de esta bella tradición en el siglo XXI?

Son tiempos difíciles para todos, en este oficio en los últimos años han aparecido muchos “guitarreros” que claramente han desprestigiado a la guitarra de artesanía en su esencia como yo la aprendí de los maestros artesanos guitarreros de Madrid.
 
La guitarra de artesanía como yo la concibo seguirá adelante porque está muy valorada, y el profesional que conoce el mundo de la guitarra va a seguir reconociéndola y buscándola.
En mi caso estoy tranquilo porque mi labor como luthier se ve recompensada con la continuidad de mi oficio con mis hijos.

 

Luthier Teodoro Pérez  

 

Añadir nuevo comentario